0

¿Qué es el formato “Cabrillo” ?

Por Dr. C. Raúl González Peña

   Ing. Roberto Rodríguez González.

Sin dudas una de las actividades más apasionantes que desarrollan los radioaficionados son los concursos radiales. En ellos se pone a prueba la persistencia, la tenacidad, la voluntad, el talento y la agilidad para lograr la mayor cantidad de contactos posibles en el tiempo que dura cada concurso.

No todos los concursos radiales son similares, estos se diferencian por el criterio de quienes los patrocinan, los diseñan y los evalúan. Sin embargo en los últimos años se han venido standarizando un grupo de variables que –por lo general- se toman en cuenta en la mayoría de estas competiciones, y que facilitan la medición y el otorgamiento de las posiciones ocupadas por cada uno de los participantes.

Si deseáramos determinar los ganadores de un concurso en el que participaron solo 3 competidores, tendríamos que analizar su actuación particular, compararla con las bases del concurso y luego ordenar de acuerdo a los resultados entre ellos. Como estamos hablando solo de un número mínimo de participantes, este proceso puede que sea relativamente sencillo.

Ahora bien supongamos que estamos ante la tarea de determinar los ganadores de un concurso de radioaficionados donde han participado miles de competidores durante varios días de operación radial intensa. En tal caso se puede apreciar la complejidad de realizar una valoración justa que resalte los verdaderos ganadores y discrimine los posibles errores y las trampas.

Hace unos años el acto de evaluar los resultados de un concurso radial era un verdadero dolor de cabezas. Por lo general los patrocinadores tenían que trabajar intensamente durante semanas y meses, y en ocasiones solo podían muestrear un grupo de listados para cotejar la veracidad de los contactos realizados. La norma usualmente utilizada, consistía en cotejar alrededor del 25% del total de los logs recibidos y decidir los lugares a partir de las tablas resumidas que se anexaban a los logs, pues todo el procedimiento había que realizarlo manualmente. En algunas ocasiones era posible revisar exhaustivamente solo a los de mayor puntuación general para decidir los primeros lugares.

Esta es la razón fundamental por la que los radioaficionados de todo el mundo se dieron a la tarea de buscar soluciones que permitieran elevar la eficiencia y la calidad con que se realizaba el análisis de los resultados de los concursos. Es aquí cuando irrumpe con fuerza, los místicos poderes de la informática para intentar la automatización en el análisis de la información que procesan los patrocinadores de los concursos.

Al comenzar a utilizarse los libros de guardia electrónicos resultó obvio que los participantes en los concursos dejaran de enviar planillas confeccionadas a mano y gradualmente se extendiera la práctica de enviar los resultados en un archivo digital, porque se suponía que era más fácil analizarlas. El problema fue que cada libro de guardia o programa de Concursos (Contests), como por ejemplo: Writelog, CT, SD, N1MM, WinTest, WinContest, RCKlog., entre otros; No garantizaba un formato único o equivalente, razón por la que la complejidad para analizar tal diversidad de formas de presentación de resultados era muy elevada. Nada, que al final resultaba más fácil procesar las planillas que se enviaban a mano que las que se trataban digitalmente.

Pronto los organizadores y patrocinadores de los Contests, se dieron cuenta que si querían ser capaces de analizar las planillas o libros de guardia de forma automatizada con la ayuda de sistemas informáticos, era indispensable que se usara un solo modelo de planilla. Esta es la razón por la que la ARRL (American Radio Relay League), la principal organización de radioaficionados de USA y del mundo, aceptó para su uso extensivo un formato simple para estos efectos, el formato Cabrillo, que ya tiene varias versiones.

¿Por qué se llama Cabrillo?

Juan Rodríguez Cabrillo fue el primer europeo en navegar a lo largo de la costa oeste de los EEUU y en su homenaje se le ha dado ese nombre a varias localidades e instituciones californianas. No está del todo claro su verdadera nacionalidad, sin embargo de lo que sí existe fuerte evidencia es de sus numerosos méritos, que le llevaron a dirigir una gran expedición en la que perdiera la vida.

Precisamente Cabrillo es el nombre de la localidad de California donde vive el autor del modelo, que se llama Tray Garlough, N5KO. En homenaje a este gran explorador Tray le colocó el nombre al formato diseñado por él.

Este formato es extremadamente básico y elemental. La mayoría de los programas que se diseñan en la actualidad para manipular libros de guardia electrónico o listados de concursos son capaces de generarlo en forma automática.
¿Qué procedimientos debe seguir un radioaficionado para generar información en formato Cabrillo?

La solución más efectiva es utilizar un libro de guardia electrónico. En tal caso, Usted no debe hacer prácticamente nada, el programa lo genera en forma automática a pedido suyo.

Como ya se ha planteado este formato es muy simple, razón por la que los organizadores de Concursos pueden procesar los logs recibidos con la ayuda de una computadora y de los correspondientes programas informáticos, los que deben tener incluido las bases del concurso, es decir puntajes, multiplicadores, etc.

Otro elemento que simplifica la operación con este formato es el hecho de que se puede enviar el archivo generado como adjunto o como texto en línea dentro del
cuerpo de un mensaje de correo electrónico. En este caso se sugiere que se le ponga como nombre al archivo su distintivo de llamada (o la que haya utilizado en el Concurso), seguida de .log. Por ejemplo si su distintivo de llamada es CO6MA el archivo debe llamarse co6ma.log

En nuestro país poco a poco los organizadores y patrocinadores de los concursos nacionales han ido incorporando el análisis automatizado a los resultados de estas competiciones. El propósito es que la gran mayoría de nuestros colegas utilicen las ventajas de los libros de guardia electrónico, donde indudablemente, generar archivos del tipo cabrillo ayuda y estimula a la participación en concursos radiales. De igual manera hay compatriotas que han trabajado por perfeccionar sistemas de esta naturaleza, exponiendo resultados realmente muy interesantes y de gran eficacia para almacenar, procesar y compartir sus contactos, ya sea en el escenario de un concurso radial, como simplemente en su quehacer diario.

Formato Cabrillo.

Aquí se muestra un ejemplo de una plantilla Cabrillo y un fichero log que fue convertido a Cabrillo. Su log final debe parecerse a esto para ser enviado.



Columna      Campo

  • 1-4………. “QSO:” (do not put the quotes in!)
  • 6…………..Frequency (NOT BAND)
  • 12…………Mode (PH/CW/PS for Phone/Morse Code/PSK31 or other digi modes)
  • 15………… Date
  • 26………… Time
  • 31………….YOUR call sign
  • 45…………. RS(T) sent
  • 49…………. Exchange sent
  • 56…………. OTHER stations call sign
  • 70…………. RS(T) received
  • 74…………. Exchange received

Notes:

  1. All times are UTC
  2. ARRL-SECTION: tag (or v3.0 LOCATION: tag) is used to identify DE stations in log checking software. ie: ARRL-SECTION: DE or LOCATION: DE.
    1. All non-DE can be ARRL-SECTION: EPA, LOCATION: PA, LOCATION: DX etc.
  3. Band can be the actual radio frequency ex: 14235 or band identifiers ex:14000.
  4. Valid modes in Cabrillo are CW, PH and RY. All non-CW digital modes are RY in Cabrillo.
  5. Cabrillo log filenames are urCall.log or urCall.cbr – where urCall is your callsign.

Mario

Amante de la radio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *